Teléfonos: (0181) 8882-7500
(0181) 2235-6541

e-Mail: informes@redyns.com.mx
Síguenos en:

Lesión de Labrum Glenoideo

La lesión SLAP (Superior Labrum Anterior to Posterior) es una lesión de la parte superior del labrum glenoideo del hombro, generalmente centrada en la inserción del tendón de la cabeza larga del músculo bíceps braquial, aunque puede extenderse e involucrar al labrum anterior y posterior, así como estructuras circundantes.

El labrum es un fibrocartílago que rodea la fosa glenoidea, donde se asienta la cabeza delhúmero. La superficie articular de la cabeza humeral es redondeada y 4 veces mayor que la fosa glenoidea. Este fibrocartílago permite duplicar la profundidad de la fosa y con ello aumentar la estabilidad de la articulación glenohumeral, que forma parte del complejo articular del hombro. Además, este fibrocartílago sirve de inserción para los ligamentos glenohumerales y el tendón de la cabeza larga del músculo bíceps braquial.

La lesión SLAP puede provocar dolor de hombro (más frecuentemente dolor inespecífico relacionado a movimientos por encima de la cabeza), inestabilidad, debilidad, rigidez o chasquidos de la articulación.

Esta lesión suele producirse más frecuentemente por una caída sobre el brazo extendido (generalmente con el hombro en abducción y ligera flexión) o por uso repetitivo de movimientos de lanzamiento, como en el caso de los jugadores de balonmano, waterpolo o beisbol.

La clasificación más utilizada identifica 4 tipos de lesión SLAP, aunque puede ocurrir más de una al mismo tiempo.  

  • Tipo I: deshilachado, sin rotura de la parte superior del labrum, con el tendón del bíceps intacto.
  • Tipo II: es la más frecuente. Asociada a microtraumas repetitivos. El labrum superior y el tendón de la cabeza larga del músculo bíceps braquial están desprendidos de la glenoides.
  • Tipo III: rotura en asa de cubo con la parte central de la rotura desplazada dentro de la articulación. No está involucrado el tendón de la cabeza larga del músculo bíceps braquial.
  • Tipo IV: rotura en asa de cubo pero en este caso involucrando al tendón de la cabeza larga del músculo bíceps braquial.

Tratamiento

Tras el diagnostico, en caso de llevarse a cabo un tratamiento conservador, se inicia un programa de Fisioterapia en el que se tratará de disminuir el dolor y recuperar la movilidad, fuerza y estabilidad del complejo articular del hombro de manera progresiva.

  • TERAPIA MANUAL ORTOPÉDICA
  • ELECTRO ESTIMULACION
  • FORTALECIMIENTO DE LA MUSCULATURA DEL HOMBRO
  • PROPIOCEPCION
  • MICRO ELECTROLISIS PERCUTANEA (MEP)

Sindrome de la Banda Iliotibial

 

Las funciones de la banda ilioibial, son estabilizar la rodilla durante la marcha para que haya una adecuada alineacion, abducir o abrir la cadera, tener una optima rotación interna de esta y extensión de la misma cuando esta este a menos de 30 grados de flexión. generalmente la molestia ocurre porque existe una fricción del tracto iliotibial con el epicondilo lateral del fémur al realizar movimientos repetitivos de flexo-extensión y en ocasiones se acompaña de otros padecimientos como: bursitis infrapatelar, debilidad de glúteo medio, acortamiento de psoas iliaco, entre otros.

para el diagnostico y tratamiento es muy importante acudir a un especialista, quien realizara una historia clínica, un examen físico, pruebas especiales como la de noble, y en ocasiones, requerirá de una ecografia musculuesqueletica para un informe mas certero.

dependiendo del tiempo de evolución de la lesión es importante hacer reposo de la actividad que causa la molestia, disminuir el dolor atraves de medios físicos, como terapia de calor superficial y profundo, crioterapa, masajes profundos,punción seca, electroterapia, entre otros. 

también se deberá favorecer la flexibilidad de la pelvis y el miembro inferior y realizar un programa de fuerza donde incluyan los ejercicios de fuerza, estabilidad de abdomen y gluteo mayor.

PROGRAMA DE FUERZA

Realiza de 3 a 4 series de 10 a 20 repeticiones, dependiendo de la persona, la gravedad y el tiempo de la lesión.

 

RODILLO

 

 

FUERZA DE GLÚTEO MEDIO

NO TE PONGAS DE RODILLAS

 

Resultado de imagen para lesiones de rodilla

Las precauciones para proteger la articulación que limita a muchos deportistas, es una de las articulaciones que mas carga recibe y las alteraciones en el tobillo o la cadera repercuten sobre tus rodillas. dependiendo de la alteración debes tomar ciertas precauciones.

  • 4 veces tu peso corporal soporta tu pierna de apoyo durante una carrera
  • 35-50% de las lesiones tendinosas son por sobre uso. suelen producirse por métodos mecánicos: compresión, fricción, tracción etc….
  • 31.1% de lesiones por estrés en la tibia. es la zona en que mas lesiones de este tipo producen, seguida del sacro y el metatarso del pie.
  • 20 veces mas frecuente la lesión del ligamento  cruzado anterior que posterior.

LAS MUJERES PRESENTAN MAS RIESGO DE LESIÓN que los hombres por su disposición mas ancha de las caderas que genera mayor inestabilidad.

a continuación presentamos 3 de las lesiones mas comunes de la rodilla y su tratamiento:

Resultado de imagen para lesiones de rodilla

CONDROMALACIA ROTULIANA( degeneración del cartílago patelar)

TRATAMIENTO: evita acciones con impacto como la carrera. mejor utiliza medios como elíptica, bici o natación. no te apliques productos anestesiantes o que camuflen el dolor, tan solo agravara la lesión, ya que el cartílago no se regenera.

TENDINOSIS ROTULIANA

TRATAMIENTO: aplica frió y masaje en el cuádriceps. un trabajo excéntrico especifico también mejorara en la fase de re-entrenamiento o como ejercicio preventivo.

ROTURA DE LIGAMENTO CRUZADO ANTERIOR

TRATAMIENTO: evita gestos deportivos agresivos con frenadas y rotación, como tenis o fútbol. refuerza la musculatura de cuádriceps e isquiotibiales, pero también gemelos y aductores.

 

Hablemos sobre la Electroterapia.

La electroterapia es una de las ramas más importantes de la fisioterapia.

La fisioterapia usa los agentes físicos para sanar. Por lo tanto, tanto la electricidad como los distintos tipos de radiaciones del espectro electromagnético, así como las ondas de ultrasonido forman todo un arsenal terapéutico para nuestra profesión. Y su uso es imprescindible en la consulta del fisioterapeuta. En fisioterapia usamos radiaciones no ionizantes (no dañan los tejidos).

Etimología

El vocablo electroterapia viene del griego elektron (ambar) y therapeia (terapia). Por lo que su significado viene a ser terapia mediante electricidad.

Origen de la electroterapia (y la electricidad) 

Thales de Mileto, en el 600 a.c. descubrió que al frotar el ambar con un trozo de lana éste era capaz de atraer objetos pequeños. A partir de ese momento el estudio y desarrollo de la electricidad por el ser humano no paró de avanzar.

Pero su uso para sanar viene desde épocas muy antiguas, se aplicaba directamente de la naturaleza. Me refiero al uso del pez torpedo. Ya más tarde, los romanos usaron la anguila eléctrica sobre las zonas afectadas para favorecer su curación.

Corrientes eléctricas en fisioterapia

Las corrientes eléctricas en fisioterapia son utilizadas para aplicar estimulación eléctrica a los nervios y músculos por medio de almohadillas adhesivas colocadas sobre la piel. Estos dispositivos son alimentados por baterías, y algunas unidades tienen un adaptador que permite obtener su energía desde una toma de corriente.

La estimulación eléctrica no debe aplicarse sobre tumores malignos o áreas infectadas.

 

De baja frecuencia: de 1 Hz a 800-1.000 Hz

  • Galvánicas y continuas interrumpidas
  • De Bernard (diadinámicas)
  • TENS
  • Exponenciales
  • Farádicas
  • De Träbert
  • Watewille
  • Leduc
  • Le go
  • Adams
  • Lapicque​

De media frecuencia: de 1.000 Hz a 100.000 Hz

  • De D´Journo
  • De Kotz
  • De Nemec (interferenciales)

De alta frecuencia: de 100.000 Hz a 3.000 Mhz                                                        

  • De D´Ansorval
  • Diatermia
  • Onda corta
  • Microondas

Radiaciones electromagnéticas en fisioterapia (banda de la luz) 

  • Rayos ultravioleta
  • Luz visible
  • Infrarrojos
  • Láser

Ultrasonidos en fisioterapia: Onda sonora inaudible al oído humano. Se usa con fines terapéuticos en las frecuencias de 1 Mhz a 3 Mhz.

Ondas de choque: Son ultrasonidos de alta potencia.

Efectos terapéuticos:

Estos variarán desde el efecto térmico profundo de las ondas de choque, al antiálgico de los TENS, pasando por el regenerador de la magnetoterapia. Esta es una exposición a grosso modode las corrientes electromagnéticas (y ultrasónicas) más habituales y usadas en nuestras terapias.

Escoger la más adecuada a cada paciente es tarea del fisioterapeuta.

Lesiones por Sobrecarga.

Las lesiones por sobrecarga es un mal que aqueja a muchos deportistas pues la mayoría de las rutinas se basan en ejercicios repetitivos con diferentes pesos e intensidades. Por este motivo nuestros músculos se acaban cargando demasiado y es cuando corremos el riesgo de sufrir una lesión.

Existen diferentes tipos de lesiones derivadas de una sobrecarga muscular. Y se consideran como tal algunas tendinitis, las fascitis y las fracturas de sobrecarga. Aunque es difícil establecer cuáles son producidas exactamente por una sobrecarga, pues en la mayoría de los casos los afectados no acuden a un especialista a no ser que la lesión revista cierta gravedad.

Otro tipo de lesiones por sobrecarga más específicas son el codo de tenista o epicondilitis externa, que se produce por la práctica de deportes con raqueta. La tendinitis del tendón de Aquiles suele aparecer en deportes de carrera al igual que las fracturas por sobrecarga de metatarso. Las fracturas por sobrecarga de tibia son más comunes a las diferentes modalidades deportivas.

Todas estas lesiones están favorecidas principalmente por el programa de entrenamiento que llevamos a cabo, y es que en muchos casos éste no se adapta a las necesidades y el perfil de la persona que lo está ejecutando. Por este motivo es importante tener un plan de entrenamiento personalizado. Además es muy importante que factores materiales como el terreno en el que desarrollamos el ejercicio y el equipo que utilizamos sean lo más cómodo posible para nosotros.

Otra de las razones que intervienen directamente en las lesiones es el gesto inadecuado a la hora de desarrollar un ejercicio, así como la falta de calentamiento previo antes de comenzar a realizar un ejercicio. Es muy importante que sepamos realizar correctamente un ejercicio sin forzar más músculos que el que estamos trabajando. Además nuestro cuerpo no puede empezar a trabajar en frío, pues la sangre debe circular de forma progresiva por el músculo, pues si esto no es así se produce un calentamiento rápido que deriva en una lesión.

Otro factor es el entrenamiento excesivo. Nuestro cuerpo no es una máquina, y por lo tanto necesita periodos de descanso. Por esto debemos variar la intensidad del ejercicio si tenemos más actividad en el trabajo o en nuestra vida cotidiana. Además, debemos descansar algunos periodos a lo largo del año. Lo aconsejable es parar una semana por cada dos meses y medio de entrenamiento.

También influye en la aparición de lesiones la predisposición física, pues muchas veces sufrimos debilidad muscular u ósea. Para saber esto hay que acudir a un médico que nos dirá si tenemos o no un problema de este tipo. Pero también en muchos casos existen desequilibrios musculares derivados de que un grupo muscular tiene más fuerza que otro, lo que nos producirá un trabajo irregular que puede derivar en una lesión. Es muy importante trabajar todos los grupos musculares con la misma intensidad para evitar desequilibrios.

Consejos para el “antes” de la carrera

Durante ésta nota, hablaremos sobre los consejos más útiles para que puestas estar completamente preparado para una carrera o maratón.

 

Lo primero que hay que pensar en los momentos previos antes de una carrera es en que el entrenamiento ya está hecho, en que ha salido bien, y en que estamos bien de forma. Luego debemos descansar adecuadamente, sin realizar entrenamientos fuertes el día previo a la competición.

Otros consejos que te pueden ser de utilidad en las horas previas de la competición son los siguientes:

– Los dos o tres días previos a la competición debes, o descansar, o realizar entrenamientos muy suaves. O bien intercalar ambas cosas, que es lo que nosotros recomendamos.

– Ademas debemos recibir un masaje deportivo o masaje de descarga con un fisioterapeuta para una mayor preparación.

– El día previo a la prueba rueda suave unos 20 minutos, y realiza 4 ó 5 “progresivos” 

– La noche anterior no cenes muy pesado, ni tampoco lo hagas en el desayuno. Eso tampoco significa, por supuesto, que pases hambre, mantén balanceadas las comidas.

– Asegúrate de que dormirás bien la noche previa a la competición. Si sabes que al echarte la siesta, luego, por la noche, te cuesta conciliar el sueño, no duermas a mediodía.

Al levantarte por la mañana, hazlo con tiempo. Dúchate, si te apetece, y desayuna con tiempo. No es un buen momento para ir con prisas.

– Ponte la ropa de competir ya en el hotel o en casa, con el dorsal incluído (si ya lo tienes), porque así te aseguras de que no te la dejarás olvidada cuando empieces a calentar.

Llega a la salida con tiempo, por si tienes que aparcar, ir a recoger el dorsal, etc. No te entretengas en otras cosas como hablar con conocidos, ir a almorzar al bar durante un buen rato, etc. Las terúlias y los desayunos largos mejor dejarlos para después de la carrera.

Las claves del masaje deportivo previo a la competición.

¿Qué buscamos con los masajes deportivos previos a una competición? ¿Cuáles son las variantes más importantes a tener en cuenta para que nos reporten los máximos beneficios?

 

Los masajes deportivos son clave a la hora de preparar a nuestro cuerpo para el esfuerzo a realizar. Cuando se trata de masajes previos a la competición, su objetivo está muy definido: preparar la musculatura y optimizar nuestro rendimiento.

El masaje deportivo es un medio físico manual que combina en función del objetivo final diferentes maniobras, ritmos y profundidades de cara a optimizar el rendimiento deportivo y prevenir posibles lesiones. El masaje deportivo como tal, puede realizarse en cualquier momento o situación ya que dentro de esta terminología (masaje deportivo) se engloban diferentes categorías de masaje, objetivos y necesidades, no una única, como está popularmente extendido.

Cuando queremos realizarnos un masaje previo a una competición entendemos que el objetivo es el de preparar la musculatura y optimizar puntualmente nuestro rendimiento en dicha prueba deportiva. En este caso el masaje está indicado realizarlo 48/72 horas antes de la prueba, de no ser así perderíamos efectividad en los efectos de puesta a punto de este tipo de masaje. El objetivo de esta sesión será de calentamiento, drenaje, retorno venoso, regenerador, oxigenante y activador, combinando diferentes tipos de maniobras con profundidades bajas-medias y ritmos medios-altos y terminaremos la sesión con una serie de estiramientos suaves.

Uno de los efectos importantes de este tipo de masaje próximo a la prueba también es el de mejorar el estado psicológico del atleta favoreciendo la distensión, mejorando el estrés y descarga emocional previo a la carrera. Finalmente recomendaría puesto que la sesión de masaje se realiza 48 h antes de la prueba que entre la sesión de masaje de puesta a punto y la competición se realice un entrenamiento de rodaje muy suave de 20′ a 30’. No quiere decir que estas pautas no sean modificadas en función de las necesidades individuales de cada atleta y de los consejos profesionales de su terapeuta, pero en términos generales es la metodología que aconsejamos para beneficiarse de las sesiones de masaje y que no se vuelvan contra nosotros por no conocer bien ciertos aspectos.

 

 

El masaje de descarga

Otra categoría de masaje deportivo como el masaje de descarga o descontracturante aconsejaría realizarlo hasta 3 días antes de la competición.  Es evidente que al realizarnos la sesión de masaje hemos de comunicar al masajista o terapeuta la fecha exacta de competición para que lo tenga en cuenta a la hora de trabajar la sesión y de la misma forma pueda pautarnos las sesiones de masaje en función del calendario competitivo. Es importante también seguir una rutina de masajes periódicamente durante toda la temporada, pues hacer un masaje pre-competitivo no sería lo ideal si el deportista no se ha tratado antes o regularmente. La periocidad de sesiones de masaje en un “atleta popular” en función de la carga de entrenamiento iría entre 15 y 30 días.

 

 

 

 

 

 

Fuentes: http://www.corredordemontana.com, www.youtube.com (Canal: C.E. NO TE PARES) 

¿Qué es la artrosis de cadera?

La artrosis de cadera es una enfermedad degenerativa crónica de la articulación. Se produce en rodillas, manos, cadera y columna de forma muy frecuente. Esta se produce cuando el cartílago articular que recubre las dos superficies óseas se deteriora.

 

Síntomas de la artrosis de cadera

  • Dolor: El dolor es el síntoma más importante en la artrosis de cadera. El dolor se hace presente en la zona de la ingle, pudiendo descender por la pierna y llegando a aparecer en la rodilla. Mucha gente piensa erróneamente que el dolor que aparece en la “zona de la cadera”, que es la zona lateral abarcando parte de pelvis y parte del fémur en el trocánter, se relaciona con lesiones en la cadera, pero este dolor se suele deber a lesiones con la musculatura de la zona, como pueden ser tendinitis en musculatura de la pelvis y glúteos.Es un dolor mecánico que al principio de la enfermedad solo aparece con la actividad, como puede ser caminar o bajar y subir escaleras, pero desaparece con el reposo. Conforme avanza la enfermedad el dolor se vuelve continuo y más intenso, y puede aparecer incluso en reposo. El paciente ve limitado actividades de la vida diaria como atarse los cordones o cruzar una pierna por encima de la otra.
  • Limitación de la movilidad: A medida que avanza la enfermedad aumenta la rigidez en la articulación y contracción en la musculatura. Los movimientos que primero se limitan son la rotación externa, la abducción y la extensión.La limitación va a suponer problemas para acciones como puede ser el simple gesto de entrar en la bañera o subirme al coche. También nos podemos encontrar con deformidad en la articulación, crepitaciones y dolor a la presión.

Causas

  • Artrosis primaria: Se produce por el sobreuso y envejecimiento de la articulación. Aparece de forma lenta, y en personas mayores a los 65 años.
  • Artrosis secundaria:Producida por factores locales, como una luxación mal tratada, factores vasculares,  traumáticos y factores infecciosos entre otros. Existen otros factores generales como enfermedades reumáticas  (la artritis reumatoide), factores metabólicos (gota, diabetes), factores hereditarios, consumo de corticoides de forma prolongada, trastornos del crecimiento, trastornos del desarrollo fetal, dismetrías, etc.

Factores

  • Edad: Es el factor más importante por los cambios que puede presentar en el cartílago. 
  • Sexo: La artrosis es más frecuente en mujeres, pero en el caso de la artrosis de cadera se dan más casos en hombres.
  • Obesidad: Si la cadera está sometida a más peso es mayor el sufrimiento de la articulación.
  • Raza: La raza blanca es más propensa a padecer artrosis de cadera.
  • Otros: Como pueden ser traumatismos, algunos tipos de trabajo con gran sufrimiento físico o mal alineamiento articular.

Diagnostico

Para el diagnóstico el médico realiza el interrogatorio sobre los síntomas que tiene el paciente y la exploración física. Una radiografía va a ser clave para confirmar el diagnóstico y establecer el pronóstico en función de lo afectada que esté la articulación de la cadera. También se puede realizar un TAC o resonancia magnética.

Tratamiento fisioterápico

  • Calor: Nos ayuda a mejorar la circulación de la zona ayudando a disminuir el dolor y la inflamación.
  • Electroterapia: El uso de electroterapia en este tipo de lesión suele ser de tipo analgésico, como puede ser las corrientes de tipo TENS. También las RUSAS aunque son poco utilizadas, se pueden colocar en cuádriceps para en caso de inmovilización prolongada no perder masa muscular. Estas corrientes para que sean eficaces, se le debe pedir al paciente cada vez que note la contracción de la corriente que el también contraiga de forma activa el músculo.
  • Ultrasonido: Ayuda a calentar a nivel profundo ayudando a bajar la inflamación de la articulación.
  • Masajes: El masaje mejora la circulación y el metabolismo local. Ayuda a mantener la musculatura más relajada para una mejor movilidad y menor dolor.
  • Movilizaciones pasivas y activas: Debemos realizar tanto pasivamente el fisioterapeuta como el propio paciente movilización de su cadera en todos las direcciones, flexión, extensión, abd, add y rotaciones.
    1. Boca arriba pedimos que realice deslizamiento del talón hasta flexionar la pierna.
    2. Boca arriba abrir y cerrar piernas.
    3. En la misma posición que realice flexión y extensión de pies.
    4. Colocados detrás de una silla apoyados al respaldo con las manos, flexión de la pierna primero flexionando la pierna hacia atrás y luego hacia delante flexionando rodilla y cadera.

Ejercicios de fortalecimiento. 

  1. Bicicleta estática. La bicicleta es un buen ejercicio donde podemos empezar sin resistencia, y poco a poco ir añadiendo.
  2. Caminar con pesos en los tobillos.
  3. En decúbito supino con pesos en los tobillos realizar flexión de cadera.
  4. En decúbito lateral con el peso en tobillos realizar abd de cadera.
  5. En decúbito prono con pesa en tobillos se realiza flexión de rodilla y flexión de cadera.
  6. Sentadillas con espalda apoyada en pared.
  7. Realizamos puentes de la cadera, en decúbito supino flexionamos las dos rodillas y levantamos glúteos. Podemos elevar una pierna y levantamos glúteos apoyando solo una pierna.
  8. En decúbito lateral con una liga atada a nivel de las dos rodillas realizamos apertura de piernas, primero sobre un lateral y luego sobre el otro.
  9. De pie ponemos una liga atada a nivel de tobillos y realizamos

 

 

 

 

 

Fuentes: https://www.fisioterapia-online.com, Yessica Pérez Castro (Fisioterapeuta)

Tendinitis de hombro

¿Qué es la tendinitis de hombro?

El término tendinitis corresponde a la inflamación de un tendón, en la que se producen microrroturas y áreas de necrosis.

La tendinitis en el hombro puede afectar principalmente 5 músculos: la porción larga del bíceps braquial y los que constituyen el denominado “manguito de los rotadores”:

  • supraespinoso
  • infraespinoso
  • redondo menor
  • subescapular

 

¿Qué causa la tendinitis del hombro?

Las causas que predisponen a una tendinitis glenohumeral o del hombro, están determinadas algunos factores como los siguientes:

• La edad: se producen con mayor frecuencia a partir de los 40 años.

• Factor mecánico: debido a posiciones mantenidas de elevación del brazo (movimiento muy frecuente en ciertas actividades laborales y deportes de lanzamiento), que implican un incremento de las fuerzas de rozamiento en el tendón y, por tanto, un sobreuso, que generara microtraumatismos de la estructura tendinosa.

• Factor vascular: afecta principalmente a los músculos supraespinoso e infraespinoso; dichos músculos poseen una zona de escasa irrigación en su tendón, constituyendo un lugar propicio para la aparición de procesos degenerativos.

 

Síntomas de la tendinitis de hombro

Todas las tendinitis de los músculos mencionados  poseen síntomas comunes:

Dolor de tipo inflamatorio: se caracteriza disminuir durante el reposo y aumenta por la noche.
• Dolor a la presión ejercida sobre el tendón.
• Dolor en la realización de movimientos activos del hombro 
• Dolor al efectuar estiramientos del tendón múcular.

Cuando la tendinitis se da en alguno de los músculos del manguito rotador, hay algunos síntomas más específicos, por ejemplo:

• Si corresponde a una tendinitis del supraespinoso: el dolor se concentra en la región deltoidea (parte lateral del hombro), resulta sensible la presión sobre el tendón (situado en la parte superoexterna del hombro), aparece dolor al movimiento de separación del brazo y existe un arco doloroso entre los 60 y 120 grados de separación.

• Si se sitúa sobre el tendón del infraespinoso: el dolor se localiza en la cara anteroexterna del hombro, existe especial sensibilidad a la presión sobre el tendón (situado en la parte posterior del hombro) y al estiramiento del mismo y aparece dolor en los movimientos activos de separación y rotación externa del brazo.

• Si se localiza sobre el tendón de la porción larga del bíceps braquial: las molestias se sitúan en la cara anterior del hombro y del brazo, se produce dolor en la cara anterior del hombro al estiramiento del tendón y en los movimientos resistidos de flexión de hombro y codo.

 

Fisioterapia en la tendinitis de hombro

Los objetivos generales del tratamiento fisioterapéutico son los siguientes:

• Aliviar el dolor.
• Reducir o eliminar la inflamación.
• Mantener o recuperar la movilidad articular.
• Reforzar los músculos debilitados.
• Obtener la funcionalidad del hombro para las actividades laborales y/o deportivas.

El tratamiento fisioterapéutico debe adaptarse a cada una de las tres fases evolutivas del proceso:

• Fase aguda: Los síntomas predominantes son el dolor y la inflamación, siendo la reducción de los mismos el objetivo principal de esta fase. Es necesario el reposo articular y la aplicación de frío durante 20 minutos cada cuatro horas, especialmente antes de acudir a las sesiones de Fisioterapia. Durante las mismas puede aplicarse ultrasonido (para disminuir la inflamación) y corrientes analgésicas. Por lo general, el paciente sobrecarga los músculos cervicales, siendo necesario tratar esto también.

• Fase subaguda: El dolor y la inflamación se han reducido, pero persisten las molestias de tipo mecánico, especialmente en los movimientos donde se estira el tendón. Las sesiones de Fisioterapia constan de: aplicación de ultrasonido, masaje de la musculatura del hombro, masaje transverso profundo y movilizaciones pasivas, activas, resistidas y libres de todas las articulaciones que forman parte del hombro. Para reducir la intensidad de las molestias causadas durante el tratamiento, se debe finalizar la sesión con la aplicación de corrientes analgésicas y frío.

• Fase de recuperación: El dolor y la inflamación han desaparecido completamente. Los objetivos de esta fase son recuperar la movilidad perdida y combatir la atrofia muscular. Las sesiones de Fisioterapia se centran principalmente en la aplicación de calor (puede ser con microonda o onda corta), ejercicios de estiramiento del tendón afectado, movilizaciones pasivas para recuperar los últimos grados de movilidad y técnicas de reforzamiento muscular.

 

 

 

 

Fuentes: www.terapia-fisica.com, www.youtube.com (fisioterapia online)

 

 

 

 

 

 

 

DESGARRES MUSCULARES

Qué son.

Son roturas del tejido muscular, más o menos extensas (la gravedad depende del área afectada). Puede ocurrir en cualquier músculo, pero de cara a la práctica de las artes marciales, la bestia negra en todas aquellas en las que se dan patadas altas es la rotura de los músculos de la cara interna del muslo (el famoso estirón). En cuanto a disciplinas, los practicantes de Karate, Tae Kwon Do, y estilos similares son los más propensos.

Síntomas.

Dolor repentino, agudo e intenso (cualquiera que lo haya sufrido alguna vez lo identifica inmediatamente: parece una puñalada), localizado en un punto muy concreto. Desde el momento en que se produce resulta muy doloroso, cuando no imposible, hacer cualquier movimiento con ese músculo.

En los casos leves (roturas pequeñas), el dolor es la única señal. En casos más graves (desgarro de todo un músculo), se produce también un hematoma bastante aparatoso, debido a la hemorragia interna. Si el dolor es muy intenso puede aparecer un componente de shock, con mareo y sudor frío, pero esto es menos frecuente.

Hematoma provocado por un desgarre muscular.

En casos leves, la única señal de un desgarre es el dolor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Qué los causa.

Causas directas:

Las causas generales son contracciones violentas del músculo, o estirones súbitos y bruscos. También se puede producir cuando se somete a éste a una carga excesiva cuando está fatigado o no se ha calentado lo suficiente. Los músculos que han sufrido recientemente lesiones de cualquier tipo, que aún no están curadas del todo, tienen también bastantes posibilidades de sufrir una rotura. Causas externas, como golpes o caidas, también pueden originar esta lesión.

Causas indirectas:

La sudoración origina pérdida de líquidos y sales en el organismo. Los músculos van perdiendo elasticidad al perder hidratación, por lo que tras un ejercicio prolongado aumentan las probabilidades de sufrir tirón.

Otro factor que aumenta las posibilidades es tener agujetas. Si no se calienta lo suficiente como para “fundirlas”, el musculo tiene en su interior pequeños cristales de ácido láctico, lo que en la práctica resulta como tener alfileres dentro del músculo. Un movimiento que en condiciones normales (músculo sin agujetas) no causaría problemas, puede hacer que estos cristales corten pequeños haces de fibras. Puede ocurrir en todo el cuerpo, pero principalmente lo sufren los abdominales inferiores (en especial, al día siguiente de una sesión particularmente intensa de flexiones).